domingo, 14 de noviembre de 2010

Renco y todo pero sigo

Después de una semana de convivir con un esguince que me puso a caminar más lentamente, tomar más taxis de la cuenta, cuidar donde pongo el pie, mantenerlo caliente o frío dependiendo del momento de la terapia y tomar pastillas antiinflamatorias me niego a asumir esta lesión como algo negativo.
Aunque la hinchazón ha bajado muchísimo desde los primeros días, es en los últimos tres que el dolor ha aumentado. Para ser honesto por momentos parece intolerable pero no puedo quedarme en quejas; el trabajo espera, los proyectos no paran y la actitud tiene que ser la de mejorar. Ya octubre fue un mes bastante difícil (aunque por otros motivos) como para aceptar que noviembre también me va a traer de malas.
El mundo no se detiene para esperarme, y aunque tenga que renquear todo el camino estos días yo sigo avanzando.

3 comentarios:

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

El mundo no se detiene. Nosotros somos los que decidimos sí nos detenemos o no.

Que te mejores pronto!

La Vida en Rojo dijo...

Q "mala pata" lo del esguince mi querido Ed! Q chiste más malo :P
Ya hablando en serio, ojalá t mejorés pronto y en el brete q esperen... primero la salud y después lo demás.
Creeme que cuando tengan q recortar gente, esperemos q no venga otra crisis pronto, tus jefes no se recordarán q Ed fue a trabajar incluso con el pie hinchado solo para mantener a los clientes felices!
Un abrazo!

Edward dijo...

Gracias por los buenos deseos, muchachas!