domingo, 13 de diciembre de 2009

Un post para comelibros

¿Cómo se escoge qué leer? ¿Mientras se está leyendo una obra será saludable pensar en la que sigue? Personalmente lo hago casi siempre y tengo que admitir que muchas veces incluso me engancho con dos libros al mismo tiempo (por más nerd que suene es cierto), pero no lo recomiendo a quienes -como yo- pueden ser muy distraídos a veces. Esa "maña" la aprovecho mejor cuando quiero hacer alguna relectura de un autor o repetir una obra en especial, dedicándole los ratos antes de dormir mientras que el libro "del momento" lo ando siempre a mano para el bus, el rato libre al almuerzo o la simple espera.

Todo esto lo escribo porque recién terminé de ordenar un poco el librero y acabo de darme cuenta de que ya tengo 17 libros haciendo fila. Así que mientras me termino Everything that rises must converge, de Flannery O'Connor (ya postearé sobre él apenas lo termine) voy pensando en cómo me van a servir las lecturas venideras, incluyendo a Agatha Christie (Sherlock en el 2009 y Poirot en el 2010, me parece justo), Charles Dickens (¿qué mejor manera de comenzar un año que leyendo Grandes Esperanzas?), Orson Scott Card (5 libros, toda La Saga del Retorno), Joaquín Gutiérrez, Günter Grass, Stephen Hawkings, José Saramago, Maquiavelo, Isaac Asimov (toda la saga Fundación). A estos habría que sumarle los que encuentre en las comprayventas en el transcurso del año y las novelas gráficas que suenen interesantes. A veces creo soy un ratón de biblioteca sin una biblioteca cerca.

Por lo pronto, espero seguir con posts para comelibros apenas vaya terminando cada obra. Ahí les cuento.


4 comentarios:

Mich dijo...

A mí me encanta el momento en que termino de leer la última frase de un libro y llego al punto. Lo cierro y lo meto en la biblioteca. Y después, empiezo a fantasear con las posibilidades de mi próxima lectura. Decidir me puede tomar un gran rato, pero lo disfruto un montón.

Don Ed, tenemos que irnos de librerías juntos. ¡Par de comelibros!

;) Mich

Edward dijo...

Diay pongámosle fecha! Jaja. Sabés que me gusta a mi aunque suene raro? Cuando recién llego a ese punto final y me llega una sensación como de vacío, algo parecido a la tristeza. Me gusta pensar que esa fue una lectura que se quedó conmigo, que me dejó algo y que de fijo, la voy a recordar por mucho tiempo.

La Vida en Rojo dijo...

Yo too soy de las que se leen dos libros al mismo tiempo, mientras en la biblioteca aumenta y aumenta y aumenta la lista de libros x leer!

Y también me da esa sensación de tristeza cuando estoy llegando a las últimas páginas, al punto que mejor guardo el libro por unos días para que me "dure más" la lectura :(

X cierto Ed te dejé una tareita en mi blog!

Edward dijo...

Gracias a los regalos de Navidad ahora tengo que agregar: "La Casa Verde" y "La tentación de lo imposible" los dos de Mario Vargas Llosa